La Sombra de Dijkstra

Sobre el arte y la práctica de la programación

Reflexiones

| Comentarios

¿Qué sentido tiene escribir otro tutorial de python si hay millones en internet? Ninguno.

Pero no estoy escribiendo un tutorial de python, aunque se parezca mucho a eso. La idea de programando.org es enseñar a programar bien (*). Sucede que cuando partí decidí ampliar este objetivo e incluir a aquella persona que no sabe nada de programación y quiere aprender.

Lo ideal para aprender a enseñar a hacer algo bien es enseñarlo bien desde el principio. Así que pensé escribir un cursillo de python como manera de arrancar con este blog. Puede que no sea el mejor tutorial de python, hay unos pocos muy buenos, y muchos bastante malos, yo espero escribir uno bastante decente que contenga los elementos que considero esenciales para enseñar buenas prácticas desde el principio.

Por ejemplo, hasta ahora he escrito 8 artículos y sólo dos programas, el primero en Javascript, y el segundo en python. En ambos casos seguimos el método de formular los pasos que resolvían el problema, es decir, el programa, en un lenguaje natural, paso a paso, luego transcribimos cada paso como comentarios en el código colocando  debajo las instrucciones del lenguaje que implementaban nuestra solución. Esto es como cuando en los cursos de dibujo hacen esas rayas y círculos guías, que ayudan a lograr la forma deseada (si alguien sabe como se llama esa técnica se lo agradeceré me la explique en los comentarios), como las imágenes que he puesto en este post.

Si buscan cursos de dibujo verán que todos empiezan con estas guías, con el tiempo el dibujante profesional va prescindiendo de ellas, pero han sido esenciales en su formación. Y de paso han establecido un método para hacer bien las cosas. Ese es más o menos como pretendo enseñar a programar, siguiendo un poquito el modelo de esos cursos de dibujo.

Además espero explicar al futuro programador que nunca se olvide del objetivo de su trabajo, que no se desconecte de la realidad que está modelando con el código que está escribiendo. De paso quiero transmitir al programador más experimentado un par de tips.

Peter Norvig escribió un artículo ”aprende a programar en 10 años” (el original en inglés) donde cuestiona ese afán de crear libros para aprender a programar en 21 días, incluso en horas. Eso es imposible, llevo casi 30 años programando y todavía sigo aprendiendo.

No pretendo que ustedes aprendan a programar al final de los próximos 21 artículos, o lo que nos tome esta aventura de aprender a programar, lo que quiero es despertarles el apetito y orientarlos lo suficiente para que empiecen en este arte y logren dominar lo suficiente para que desarrollen sus propias destrezas.

Espero que sigamos divirtiéndonos, y que me ayudes a difundir este esfuerzo. Gracias por visitar este blog.

(*) en la visión totalmente subjetiva del autor.

Comentarios