Programación Funcional

Calculando Capicuas

Ha llegado el momento de revisar la solución al desafío de la semana pasada. Recordemos que el objetivo es encontrar las capicúas de los números del 12 al 99. Al plantear el desafío dijimos: Se obtiene una capicúa de un número sumando el número con su reverso hasta obtener una capicúa, por ejemplo, para el número 57: 57 + 75 = 132 + 231 = 363 Este desafío recibió dos soluciones, la de Rodrigo C.

Tu jefe es un programador funcional

Probablemente tu jefe, y mi jefe, sin ser informáticos, ni programadores sean mejores programadores funcionales que tu mismo, claro, porque es probable que ellos utilicen uno de los lenguajes funcionales más populares que existen: Excel. Sí, Excel, ese que usan muchos de tus colegas no informáticos, soporta perfectamente el paradigma funcional. Primero en Excel tienes valores, números, o a veces textos, que colocas en celdas. Por ejemplo, puedes colocar en la celda A1 el valor 2, y en la celda A2 el valor 3.

Qué es la Programación Funcional?

La programación funcional, o mejor dicho, los lenguajes de programación funcionales, son aquellos lenguajes donde las variables no tienen estado — no hay cambios en éstas a lo largo del tiempo — y son inmutables — no pueden cambiarse los valores a lo largo de la ejecución. Además los programas se estructuran componiendo expresiones que se evalúan como funciones. Dentro de los lenguajes funcionales tenemos Lisp, Scheme, Clojure, Haskell, OCaml y Standard ML, entre otros.