bits

Código

Tienes unos 10 años y tu mejor amigo vive a unos pocos metros de distancia tuya, su ventana y la tuya se enfrentan, así que en la noche puedes conversar con él, hasta que los padres avisan que hay que “apagar la luz y acostarse”. ¡Qué lata! No sería genial tener una manera ideal de comunicarse con tu amigo? Bueno, hoy en día los chicos de esa edad tienen un teléfono móvil, pero no muchos padres les permiten gastarse mucho dinero en mensajes SMS, pero imaginen que estamos hablando de chicos de hace unos años atrás, de esos que tenían que ingeniárselas para seguir conversando con sus amiguitos en la noche.

Partir desde cero

Cuando nos enseñan a contar en la escuela lo hacen a partir del uno: 1, 2, 3...  Si hay una hilera de personas empezamos a contarlas desde 1. Por eso que los matemáticos tienen el conjunto de los números naturales que empieza desde 1: N = {1, 2, 3, 4…..}. Pero en computación las cosas empiezan desde cero. Según Wikipedia: “La palabra «cero» proviene de la traducción de su nombre en sánscrito shunya (vacío) al árabe sifr (صفر), a través del italiano.